viernes, 18 de marzo de 2011

EL FALO EN LA ANTIGUEDAD...

El falo en la antigüedad


La representación de los órganos sexuales masculinos simboliza la fuerza germinativa de la naturaleza, y esta es una fuerza mágica y vital generadora.
Por eso era fácil que se colgaran como amuletos del cuello de los niños, eran esculpidos en las calles y las casas, y la vida cotidiana de los Griegos y Romanos estaba rodeada de falos.
En los muros de las casas de Pompeya, se encontraron pequeñas esculturas de falos, que todavía pueden verse hoy en día también en las paredes de las casas, en los cruces de caminos o en el interior de los hogares, así como los que se colocaban de adornos en anillos, colgantes ó amuletos, que eran para proteger a los hombres y niños, invocar la felicidad y la abundancia e incluso como eran tan mágicos, protegían del mal de ojo.


Estos símbolos  siguen llevándose como amuletos de la buena suerte, aunque no todo el mundo sepa qué simbolizan realmente. Algunos de éstos amuletos generalmente tenían forma de pene; otros representaban un puño con el dedo corazón extendido, o un puño con un pulgar que sobresalía entre el dedo corazón y el anular.

En la antigua Roma, los generales victoriosos colgaban un enorme falo de su carro, para asegurarse de que el éxito no destruiría su suerte.
En la Atenas de la época clásica se podían ver expuestos por todas partes. Los falos, en la Aténas de Pericles, eran visibles en las palestras (gimnasios), donde los jóvenes siempre desnudos practicaban los deportes. Los bellos efebos se paseaban por las calles con sus clámides (cortas túnicas abiertas en el costado) ,en los teatro, donde se usaban calzones fálicos como atuendo de los actores dentro del género satírico, en los mercados ó incluso en los santuarios, donde los visitantes se veían rodeados de estatuas masculinas desnudas, o de hermas (pilares cuadrangulares)  con los óranos genitales masculinos en erección, en los cementerios las tumbas eran señaladas con esculturas y relieves de hombres desnudo. Las copas, vasos y floreros que se utilizaban para los banquetes solían tener el pie fálico para representar la abundancia y la opulencia. El animal político ateniense era también un phallós politikós. Era natural que los artistas exploraran todas las potencialidades representativas del órgano sexual masculino desde el exhibicionismo humano, animal ó semihumano, hasta la intervención hoy en día de objetos que son verdaderamente fantásticos.
En latín, estas representaciones mágicas del pene se denominaban  fascinum: el origen de la palabra es fascinar. Aristóteles señalaba que la esencia del falo radicaba en su movilidad, en la manera en crece y decrece el volumen .
Cuando vemos dibujos, símbolos, material fotográfico ó arte antiguo con falos de todo tipo, tamaño y forma, nos resulta  inevitable para cualquier hombre aún teniendo la tendencia sexual que se tenga el sentir una atracción especial.
Para empezar el día con buen pié, en la antigüedad era muy conveniente tocar un órgano masculino fijado en su rigidez.  Por todas partes en las ciudades Griegas , calles, cruces de caminos, santuarios, etc. un ciudadano podía toparse con estos los pilares hermas , coronados con la cabeza de Hermes y sólo llevaban un falo esculpido en erección. Tocar el falo de una herma ayudaba a alejar el mal de ojo, y su carácter sagrado lo conocieron bien con la conmoción que sacudió a Atenas en el 415 a.C. cuando un gran número de hermas aparecieron mutiladas y esto fue un funesto presagio. Se acusó a Alcibíades, pero no se pudo demostrar su culpabilidad. Alcibíades partió al frente de la expedición a Sicilia que resultó ser un horrible desastre del que muy pocos atenienses consiguieron regresar.
De ahí la creencia de que un falo en erección atraía la suerte y la buena fortuna, yo personalmente os comentaré que continúo con una costumbre que tenía mi padre, que cuando estaba buscando aparcamiento y no encontraba sitio se tocaba el pene y el decía que le funcionaba….jejeje    

Después de todo lo expuesto, imaginemos ahora la mirada antigua hacia un hombre superdotado. La exaltación que nos transmiten, por ejemplo los epigramas de Marcial no están exentos de muchas de estas consideraciones mágicas y supersticiosas que hemos mencionado para las falos. “En cualquier baño que oigas un aplauso tengamos por seguro que ahí está la polla de Marón” (escritor italiano de quien se dice que tenía una enorme dotación) . Jejeje . La impresión que produce contemplar un gran falo se aproxima a la veneración y ovación que despertaba Marón cada vez que se desnudaba en las termas, no era sólo admiración hacia su gran órgano sino una mezcla de sentimiento religioso y superstición.
En la Roma antigua, los ambientes termales donde los hombres eran más vulnerables por su desnudez y donde fluía incesantemente el agua eran considerados lugares especialmente propicios a los influjos negativos, y por lo tanto espacios que necesitaban más que otros de la buena suerte, de una protección extra, sobre todo en a la entrada, para impedir el paso a las fuerzas maléficas.
En el gusto de la época también estaba la introducción den los hogares de esclavos negros, en las casas de los ricos romanos se llegó a utilizar el recurso  protector, del sirviente etíope superdotado más que la mera exhibición del anticuado falo exento, como en el mosaico situado a la entrada del caldarium de la casa de Menandro en Pompeya.
 ¡Qué diferencia de mirada! Desde nuestra óptica, podríamos pensar en una estimulante imagen para la libido en las orgias de patricios atendidos por el diligente esclavo en el baño, sin sospechar que la mirada religiosa del romano veía en el gran pene del africano, un tranquilizador elemento profiláctico.

Pero los penes erectos eran también en la antigüedad un símbolo de la autoridad del hombre, recordaban a todo el mundo que un hombre con una erección era una persona llena de fervor y determinación, una persona que podía ser peligrosa.
Hoy en día los hombres seguimos teniendo esa fascinación hacia los penes de los demás, entonces porqué no disfrutar de la contemplación de esto y de la exhibición de los nuestros y a ser posible fuertes y erectos, así de sencillo, lo + natural.
 ABIO Coordinador Madrid
                                                           http://ereccionsocial.blogspot.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigos, es muy interesante la nota! Existen muchos documentos sobre l importancia de la virilidad, la prosperidad y la buena suerte en relación a un pene erecto!!, los hindúes en sus templos muchas veces decoran los mismo con imágenes del pene erecto de Shiva (linga) venerándolo!
Abio gracias por el artículo, es excelente!
Saludos desde Buenos Aires!
Jalo

Anónimo dijo...

snif snif q hermosa nota